Tratamiento del Asma

Objetivos generales del tratamiento

  • Eliminar ó reducir al máximo los síntomas, incluídos los nocturnos, para que el paciente pueda mantener una actividad escolar, laboral y social lo más normal posible.
  • Obtener un funcionamiento pulmonar lo más aproximado a lo normal.
  • Prevenir las crisis.
  • Utilizar las dosis mínimas de medicamentos capaz de lograr los efectos anteriormente señalados.

Medidas Ambientales

Medidas higiénicas para disminuir la presencia de los alérgenos domésticos y de los irritantes de la vía aérea

  1. Los ácaros son los principales responsables de alergia en la vía aérea y viven y se reproducen, sobretodo, en las alfombras. Saque, entonces, las alfombras del dormitorio y si es posible de toda la casa. Elimine las cucarachas con cucarachicidas adecuados. Prohiba fumar en la casa.
  2. Coloque fundas impermeables a las partículas del polvo, en las almohadas, colchones y almohadones. Se consiguen en casas especializadas.
  3. Lave las frazadas por lo menos una vez por mes, preferentemente con el sistema a seco a 60º y luego páseles la aspiradora para eliminar los restos de ácaros que hayan quedado.
  4. Use cortinas de fácil lavado para evitar la acumulación del polvo.
  5. Retire de su dormitorio libros y objetos que acumulen polvillo.
  6. Ventile las habitaciones todos los días, sobre todo el dormitorio, y límpielas con trapos húmedos y aspiradora, tipo HEPA.No utilizar la aspiradora convencional, con bolsa, que no retiene a los ácaros ni a sus partículas alergénicas. No use productos químicos. Si va a un lugar que estuvo cerrado durante un tiempo, como una casa de fin de semana, haga limpiar y ventilar las habitaciones desde varios días antes de que Ud. ingrese a las mismas, ya que algunos alérgenos, como los ácaros puede haberse concentrado .
  7. No empapele las paredes. Así evitará los hongos que puedan proliferar por detrás de los papeles, posibles causantes de alergia.
  8. Si en las paredes de su casa existieran manchas de humedad que, en realidad, son colonias de hongos, hágalas lavar por otra persona, periódicamente, con lavandina o reemplace la pintura con otra antihongos.
  9. Evite animales, flores y plantas dentro de la casa. Si no puede deshacerse de los animales, báñelos a fondo por lo menos una vez por semana. Evite las substancias irritantes como los desodorantes e insecticidas ya sean en pastillas, polvos o sprays. Evite, también, el tinner, querosén, lavandina, nafta, jabón en polvo, naftalina y, en general, los perfumes y olores intensos, sobre todo en la cocina.
  10. Si usa aire acondicionado, en cuyo interior pueden colonizar numerosos hongos, limpie el filtro una vez por año, como mínimo. Si lo usa, regularmente, la limpieza debe hacerse cada dos meses.
  11. Si tiene que pintar su casa o plastificar los pisos trate de no dormir en la misma, mientras se realizan dichas tareas. Aproveche para esto las vacaciones, las licencias o los viajes y espere a que la pintura o el plástico se sequen completamente.
  12. Si de un niño se trata, y tiene juguetes de trapo o peluche reemplácelos por otros de plástico o de metal, o bien colóquelos en el congelador durante treinta minutos, una vez al mes, para matar los ácaros. Luego lave los juguetes para eliminar los ácaros muertos.

La habitación hipoalergénica

  • Si es posible la habitación deberá ser seca y soleada.
  • El piso será de parquet o linóleo. No de alfombra.
  • Las paredes deben estar pintadas con pintura plástica lavable y lisas; no estucadas, ni empapeladas.
  • No habrá cortinas y si las hubiere, serán de material sintético, livianas y fáciles de lavar.
  • Las sillas y sillones serán de madera. Se evitarán las de metal con aleación de níquel.
  • No habrá muebles tapizados; se remplazarán por los de metal o madera.
  • No habrá estanterías con libros o revistas.
  • No habrá floreros, ni plantas.
  • No se usarán insecticidas ni desodorantes de ambientes.
  • No se permitirán los animales domésticos.
  • Si hay manchas de humedad (hongos) se eliminarán con lavandina.
  • Se dispondrá de un aparato de aire acondicionado, apropiado

La cama hipoalergénica

  • El colchón será de goma espuma o a resortes.
  • Las almohadas y/o cojines serán también de goma espuma.
  • En todos los casos se usarán para todos ellos fundas antiácaros.
  • Las frazadas serán de material sintético y se lavarán cada 30 días a 60 grados, para matar los ácaros.

Limpieza de la habitación para mantenerla hipoalergénica

  • La limpieza de la habitación se hará sin escoba ni escobillón. Se utilizará necesariamente una aspiradora del tipo Hepa
  • Se aireará bien la cama.
  • Se aspirará diariamente el colchón y las almohadas.
  • Las paredes se limpiarán una vez a la semana con un paño húmedo.
  • Los muebles, y los armarios se limpiarán por dentro, a diario, también con un trapo húmedo.
  • Las sábanas se cambiarán cada dos días y se lavarán a 60 grados para matar los ácaros
  • Las cortinas se lavarán cada 15 días.

Tratamiento inmunoterápico

Consiste en tratar de obtener, con un serie de vacunas, la tolerancia a los alérgenos responsables de modo que, el paciente, se torne hiposensible o insensible a los mismos, de tal manera que se obtenga disminución del uso de medicamentos o, incluso, su suspensión. Este tratamiento es de resorte exclusivo del alergólogo.

Eficacia de la inmunoterapia:

  • Disminuye, significativamente los síntomas clínicos del asma.
  • Se utilizan menos medicamentos.
  • Disminuye la hiperirritabilidad bronquial.

Tratamiento farmacológico

Para el tratamiento de la inflamación se utilizan, habitualmente, los corticoides por vía inhalatoria; en aerosol, en polvo o en nebulizaciones y, excepcionalmente, por vía sistémica. Para prevenir el broncoespasmo, se usan los broncodilatadores de acción prolongada, de hasta doce horas. Para las crisis agudas de broncoespasmo, se emplean los broncodilatadores de acción rápida y duración más breve, de hasta cuatro horas.

La aplicación de estos fármacos, ya sea en forma independiente o en una combinación de los mismos dependerá de la situación de cada paciente y del criterio médico en ese momento.

Aerocámaras

También llamadas espaciadores o cámaras de inhalación son complementos adicionales, intermediarios entre la boquilla del aerosol y la boca del paciente, que sirven para evitar la falla de coordinación que, en ocasiones, se presenta entre el disparo del aerosol y la inspiración. Son muy útiles, sobre todo, en niños y en ancianos ya que, en unos y otros, es muy difícil lograr esa buena coordinación.
Las partículas que genera un aerosol miden entre 0.01 y 100 micras. Las partículas entre 2 y 5 micras son las que realmente llegan a los bronquios y se denominan partículas respirables, pero son aquellas menores las que llegan a depositarse en los bronquios más pequeños y en los alvéolos.

La función de estos dispositivos es:

Aumentar la distancia entre la salida del aerosol y la boca del paciente; con ello se obliga a que las partículas grandes y pesadas caigan en la aerocámara, y no entren en la cavidad bucal y faríngea. Así se evita que se absorban en cantidad, en esos lugares, lo que produciría efectos cardiovasculares, como aumento de los latidos cardíacos o temblores musculares, en el caso de los brondilatadores, o disfonías si se utilizan los corticoides. Si se usan estos últimos conviene hacer, después, buches y gárgaras, para evitar una posible candidiasis orofaríngea.

La inspiración del aerosol debe hacerse en forma lenta y profunda, si se hace bruscamente la mayor parte quedará en la boca, faringe, laringe, tráquea y bronquios principales y una menor parte alcanzará los bronquios pequeños y es en estos últimos, en realidad, donde debe depositarse la mayor parte del medicamento.

La aerocámara varía en su forma y volumen. Debe tener un mínimo de 10 cm. de largo y 2 cm. de diámetro. Si no se puede acceder a la misma, por su costo, puede ser útil y práctico fabricar una, con una botella de plástico pequeña de cualquier gaseosa. Para ello se hace en el fondo de dicha botella un agujero del tamaño del pico de la aerocámara para insertar ésta en aquella.

Alergia y escuela

¿Qué problemas tienen en la escuela los niños con asma y alergia?/

Los niños con asma y alergia tienen los mismos problemas generales que el resto de los niños, y además tienen unos problemas específicos debido a sus síntomas y al tratamiento que necesitan.
En todas las enfermedades puede darse un aumento de faltas escolares debido a los síntomas, con la repercusión que tiene esto sobre el rendimiento escolar. Sobre el rendimiento también influyen los efectos de la medicación. El aspecto físico de algunas enfermedades puede llevar a cierto grado de exclusión por los compañeros. Ciertos síntomas pueden ser objeto de burla por los compañeros, y a veces de incomprensión por los profesores.
En el asma se deben tener en cuenta la posibilidad de ataques de asma, incluso severos, y la limitación que puede producir en la actividad física.
Pero, sin duda, el problema más importante es la supervivencia en los niños con reacciones de anafilaxia y asma severa, que pueden presentarse en la escuela, y que pueden ser potencialmente mortales.

¿Qué síntomas producen las enfermedades alérgicas?

Cada una de ellas tiene unos síntomas y unos tratamientos específicos que se detallan en las secciones correspondientes de esta web. Asimismo hay secciones dedicadas a los alergenos más corrientes. Para ampliar información se pueden consultar dichas secciones. En esta sección se comentan los aspectos específicos que pueden repercutir en la escuela.
Fuente de información: SEICAP

Nuestra nueva dirección de correo es secretaria@fundaler.org.ar
Toggle This
  • Seguinos en Facebook

    Ahora también podés seguirnos a través de nuestra página de Fundaler en Facebook