Fundación para el estudio del asma y otras enfermedades alérgicas

Menú

Sobre el asma y el fumador pasivo

El asma es una enfermedad crónica, que afecta a los pulmones produciendo obstrucción, inflamación y una mayor sensibilidad de las vías aéreas. Es una de las afecciones que más ha aumentado en los últimos años, tanto en número de personas que la padecen, como en gravedad.

¿Qué es el asma y qué síntomas produce?

El asma es una enfermedad crónica, que afecta a los pulmones produciendo obstrucción, inflamación y una mayor sensibilidad de las vías aéreas. Los síntomas más comunes son: tos, falta de aire, silbidos en el pecho, mayor cantidad de moco en las vías aéreas, etc. Es una de las afecciones que más ha aumentado en los últimos años, tanto en número de personas que la padecen, como en gravedad. Se considera que 1 de cada 5 argentinos padece alguna enfermedad alérgica y la mitad de éstos son asmáticos.

En los niños, el asma, es la enfermedad crónica más común y la que produce el mayor ausentismo escolar, alterando el rendimiento y la calidad de vida.

¿Cuáles son los desencadenantes principales del asma?

El asma es desencadenada por muchos factores, como alergenos (sustancias que producen la alergia), ácaros, hongos, epitelio de animales, pólenes, alimentos, ejercicio, aire frío, irritantes, humo de tabaco etc.

¿Quiénes son fumadores pasivos?

Son las personas que de una u otra forma fuman de manera involuntaria, ya que no tienen el hábito de fumar cigarrillos, pero están expuestas al humo de personas que fuman, al que se lo llama humo de segunda mano. El aire contaminado con humo de tabaco, está formado por el humo que se desprende del cigarrillo y por el humo que expulsa el fumador después de fumar. Este humo, es incluso más dañino que el humo que inhala el fumador, ya que durante la combustión del tabaco, se liberan más de 7000 componentes químicos, muchos de ellos tóxicos y con capacidad de producir cáncer.

  • Un fumador pasivo, a largo plazo, tiene más de riesgo de padecer:
  • Enfermedades respiratorias (tos crónica, asma, enfermedad pulmonar obstructiva crónica, cancer de pulmón, etc.)
  • Enfermedades cardiovasculares: hipertensión arterial, infarto
  • En la mujer embarazada: abortos prematuros espontáneos, niño con bajo peso al nacer, enfermedades genéticas, muerte súbita del recién nacido

¿Si tengo asma el humo de tabaco me afecta?

Si. Si el fumador—activo o pasivo—además es asmático, tiene más probabilidades de tener ataques de asma más frecuentes, más graves, con menor respuesta a los tratamientos y por lo tanto peor calidad de vida.

En los niños que tienen predisposición a padecer asma, el humo de tabaco es un factor muy importante para que la desarrollen de manera temprana.

Los hijos de padres fumadores tienen un 20% más de riesgo de padecer asma, infecciones respiratorias (30%), inflamación de oídos u otitis(50%), catarros frecuentes, tos persistente, etc.

¿Qué puedo hacer para evitar el humo de tabaco?

No estar en ambientes cerrados que estén contaminados con humo de tabaco y aconsejar a las personas cercanas que fumen, lo hagan en ambientes abiertos, lejos tuyo y si entran a la casa después de fumar, que se laven las manos y se cambien la ropa para no contaminar el ambiente, ya que el humo se filtra por todos los espacios de la casa y las partículas tóxicas se pegan a las cortinas, muebles, ropa, alfombras y quedan ahí durante semanas. Ventilar y abrir las ventanas no es suficiente!!!

¿Cuáles son los beneficios de un ambiente 100% libre de humo de tabaco?

Protegemos a los fumadores

  • Los ayudamos a que dejen de fumar
  • Está demostrado que fuman un 30% menos
  • Se exponen a menos sustancias tóxicas

Protegemos a los no fumadores

  • Se exponen a menos sustancias tóxicas y por lo tanto, tienen menos riesgo de desarrollar enfermedades y en particular enfermedades respiratorias, disminuyendo las consultas al médico
  • Los niños y adolescentes, desnormalizan la conducta de fumar (ya no se percibe como normal que una persona fume) y previene o retrasa el inicio del consumo de tabaco

En muchos países del mundo, ya se han introducido leyes para proteger a las personas de la exposición al humo del tabaco en los lugares públicos. Las celebraciones del Día Mundial Sin Tabaco (31 de mayo) en todo el mundo alientan a que un mayor número de personas y países se liberen del humo de tabaco.

—Vos tenés derecho a disfrutar de lugares públicos interiores totalmente libres de humo de tabaco!!

Priorizáte!! Hacé valer tu derecho!!!

Acerca del autor

Dra. Marcela Soria
M.P. N. 110036
Médica Alergista
Compartir esto:

Últimos artículos publicados

Ahora vamos a estar más comunicados con Ud.

Reciba en su correo las novedades del sitio web de Fundaler

https://www.fundaler.org.ar/wp-content/uploads/2019/04/reciba-las-noticias-de-Fundaler-por-correo.jpgSi desea recibir actualizaciones acerca de las publicaciones de nuestro sitio web, visite—por favor—la página de inscripción.

Así, recibirá cómodamente en su teléfono o en el dispositivo que más cómodo le resulte las novedades sobre asma y otras enfermedades alérgicas.

El asma es una enfermedad crónica que es considerada la mayor causa de ausentismo escolar y laboral a nivel mundial. La misión de Fundaler es intentar revertir esto.

Comparta con nosotros sus comentarios