Fundación para el estudio del asma y otras enfermedades alérgicas

Menú
La obesidad es un factor de riesgo diagnosticado junto con Asma bronquial, pero la evidencia es conflictiva al establecer si la obesidad es un factor de riesgo para las alteraciones de la función pulmonar característica del Asma

Asma y obesidad

Algunos informes demuestran que la asociación de la obesidad y el asma es más fuerte entre las mujeres y las niñas peripuberales. La obesidad es un factor de riesgo diagnosticado junto con Asma bronquial, pero la evidencia es conflictiva al establecer si la obesidad es un factor de riesgo para las alteraciones de la función pulmonar característica del Asma.

Tanto los sujetos obesos asmáticos como aquellos que no lo son tienen anormalidades en la función pulmonar, similares—sin embargo las comorbilidades y la alternación en la respuesta a la medicación puede afectar significativamente el control del Asma en personas obesas.

Obesidad y Asma son prioridades en la salud pública en los países desarrollados. Estudios prospectivos reportaron un nexo entre la obesidad y sibilancias o asma diagnosticada en niños. Los niños asmáticos con sobrepeso perciben su asma como más severa. Por otro lado, la sensibilización atópica y la hiperreactividad bronquial no explican las asociaciones observadas. Después de la pubertad, la asociación entre asma y obesidad tiende a ser más fuerte en las niñas que en varones. Es concebible que la obesidad severa en mujeres adolescentes puede agravar el asma a través de mecanismos diferentes de aquellos que conectan a la obesidad prepuberal y el asma de difícil control en varones.

Aunque otros estudios sugieren que los hombres obesos y las mujeres tienen el mismo riesgo para el asma. Los pediatras conocen muy bien el hecho de que los niños obesos se quejan a menudo de síntomas respiratorios. Los epidemiólogos han reportado que obesidad y asma son patologías endémicas en países desarrollados y epidémicos en países en desarrollo sufriendo su fase de transición epidemiológica. De acuerdo con esto, la OMS incluye a estas dos patologías entre los mayores desórdenes crónicos representando una prioridad en la salud pública mundial.

Así, no solo los pediatras sino que también los expertos en salud pública están preocupados con este fenómeno en expansión. El crecimiento de su prevalecía demanda más investigaciones concerniente a la epidemiología y la genética de la asociación asma–obesidad, sus causas y mecanismos, y la mejor prevención y estrategias terapéuticas para usar contra su dual morbilidad.

Cada vez más funciones biológicas inesperadas son atribuidas al tejido adiposo. Por ejemplo, el descubrimiento del rol central de la lectina en la obesidad, combinada con la evidencia de su rol pro-inflamatorio, ha generado aún mayor polémica a un debate fuertemente establecido de cómo la obesidad puede conducir al asma.

Aparte de los ítems de comportamiento y medio ambiental la co-expresión de fenotipos entre asma y obesidad orienta hacia la cuestión de trato común.

Trabajos epidemiológicos sugieren una pleiotropía genética entre asma y obesidad, de hecho, se han identificado algunos genes que pueden contribuir al control del asma y la obesidad.

¿Qué ocurre primero, asma u obesidad?

Estudios sugieren que el sobrepeso y la obesidad pueden preceder al asma o su empeoramiento, el riesgo de un comienzo de asma es mayor entre niños quienes tenían sobrepeso u obesidad. Los varones tuvieron un incremento en el riesgo asociado con sobrepeso en comparación con las niñas.

El efecto de tener sobrepeso es mayor en no alérgicos que en alérgicos
El efecto de tener sobrepeso es mayor en no alérgicos que en alérgicos

Se estima que entre mujeres quienes desarrollan asma después de los 9 años de edad la causa puede haber sido sobrepeso en un 28%.

También un alto IMC fue asociado con un bajo índice VEF1/CVF en mujeres, independiente del asma. Pero, no fue posible establecer quien fue primero o si asma y obesidad emergieron simultáneamente en los mismos pacientes

¿Puede la obesidad causar asma o simplemente empeorarla?

Mediante sentido común, un simple sobrepeso no afecta la severidad del asma, pero una gran obesidad podría verdaderamente ser relevante. Varios estudios se han propuesto distinguir si la obesidad es un amplificador de síntomas en pacientes asmáticos.

Tanto el sobrepeso como los niños obesos reportaron mayor limitación de actividad física. El mayor registro de severidad y asma se relaciono con la necesidad de más medicación en el sobrepeso, o en los niños obesos con asma.

La pérdida de peso y la cirugía bariátrica entre adultos con asma han demostrado claramente que la reducción moderada o severa de la obesidad es de utilidad en mejorar los objetivos de parámetros de función pulmonar y tanto la frecuencia como la severidad de los síntomas respiratorios.

Es concebible que la obesidad severa en mujeres adolescentes pueda agravar el asma a través de mecanismos distintos de aquellos que unen la obesidad prepuberal con asma sin remitir en varones.

Una perspectiva de la salud pública es relevante: la sobre percepción de los síntomas respiratorios y la sobre-prescripción de drogas anti-asmáticas entre niños obesos debe ser minuciosamente testeada. Aparte, la obesidad debe reconsiderarse como un importante cofactor que debe ser encausado por terapéutica y guía de prevención en niños con asma. De más está decir los esfuerzos que debe realizar la salud pública en promover tanto dieta como actividad física saludable.

Acerca del autor

Dra. Susana de Barayazarra
M.P. 16120
M.E. 5470
Especialista en Alergia e Inmunología
Compartir esto:

Puede utilizar las siguientes etiquetas para localizar artículos similares

Ahora vamos a estar más comunicados con Ud.

Reciba en su correo las novedades del sitio web de Fundaler

https://www.fundaler.org.ar/wp-content/uploads/2019/04/reciba-las-noticias-de-Fundaler-por-correo.jpgSi desea recibir actualizaciones acerca de las publicaciones de nuestro sitio web, visite—por favor—la página de inscripción.

Así, recibirá cómodamente en su teléfono o en el dispositivo que más cómodo le resulte las novedades sobre asma y otras enfermedades alérgicas.

El asma es una enfermedad crónica que es considerada la mayor causa de ausentismo escolar y laboral a nivel mundial. La misión de Fundaler es intentar revertir esto.

Comparta con nosotros sus comentarios